Volcán Malacara

Pocos volcanes en el mundo permiten visitarlos por dentro. Esta imponente estructura natural de 1876 m.s.n.m. compone uno de los tesoros mejor guardados de la zona.

Su erupción es denominada hidromagmática, dado que se produce cuando el magma entra en contacto con el agua y se caracteriza por ser muy violenta. La erosión de las "tetras" (material volcánico depositado en finas capas laminadas) y el desgaste que aportan el agua y el viento han dado origen a pasadizos, chimeneas y cárcavas -socavones producidos en rocas y suelos de lugares con pendientea causa de las avenidas de agua de lluvia- de casi 30 m de altura por las que ingresan las excursiones. La luz del día resalta distintas imágenes y destaca un paisaje singular en colores grisáseos, rojizos y verdosos. Las sensaciones de exaltan al transitar las cárcavas de "Los Puentes", la de "Tyto Alba" (una especie de lechuza blanca de la zona) y la "Cárcava Oscura".

Podemos llegar al sorprendente mirador de La Cresta del volcán, desde donde se observan la panorámica de la Laguna de Llancanelo (humedal declarado sitio RAMSAR y la mayot reserva de aves de Mendoza), la Cordillera de los Andes, el norte de la Payunia y la antena de la Estación Espacial Europea. Tambien se aprecia flora y fauna autóctona y es ideal para realizar safaris fotográficos.